jueves, 17 de noviembre de 2011

No al uso de aerosoles

Es bien sabido que la mayoría de los aerosoles dañan la capa de ozono y  contaminan la atmósfera. Por este motivo, conviene evitarlos. Trata de comprar, en lugar de aerosoles, vaporizadores u otro tipo de productos. También puedes reemplazar los desodorantes en aerosol por desodorantes líquidos,  de roll-on o en barra. Este tipo de productos no contaminan nuestro planeta. Los ambientadores en aerosol los puedes reemplazar por algún ambientador de esos que se colocan en la pared o en algún rincón y que simplemente desprenden continuamente su aroma. También puedes usar algún aromatizador más natural, o incluso sahumerios, velas aromáticas, u hornillos con esencias y fragancias en lugar de tener que recurrir a los aerosoles.

Los aerosoles son partículas pequeñas y sólidas de diversa composición química suspendidas en la atmósfera. Tienden a unirse con otros  contaminantes, y su gran capacidad asociativa hace que actúen como núcleos de condensación para la formación de nubes.
Esas partículas interceptan los rayos del sol y reducen la cantidad de energía que llega a la Tierra, explican los expertos. La contaminación, por tanto, absorbe la luz y calienta la atmósfera, pero al mismo tiempo enfría la superficie terrestre.
El efecto de los aerosoles en las nubes también contribuye a ese enfriamiento del planeta. En el futuro, la reducción de la contaminación lograda con la mejora en los autos, las industrias y el aumento de las emisiones de gases con efecto invernadero y de las emisiones de carbón debidas a la descomposición del suelo, causarán un mayor calentamiento del planeta.

1 comentario: